El Tesoro Público tiene previsto poner en marcha antes de que termine el año un marco regulador o “sandbox” nacional específico para las empresas tecnológicas del sector financiero, conocidas como “fintech“.
Este proyecto, que pusieron en marcha la CNMV, el Tesoro Público y la Asociación Española Fintech, permite a los bancos y a las tecnologías ofrecer servicios financieros innovadores y crear nuevos productos digitales. Todo ello supondrá en nuestra actualidad financiera numerosas ventajas, tanto para las propias entidades como para los clientes de las mismas.

En el mismo sentido, también se estudia la directiva europea de medios de pago PSD2, que introduce cambios en la responsabilidad del consumidor al reforzar los procesos de identificación virtual. En el caso de sustracción de la tarjeta, limita a 50 euros la pérdida máxima que asume el cliente por el dinero extraído sin su permiso, en lugar de los 150 euros actuales.

Finalmente, la puesta en marcha de un “sandbox” nacional permitirá a las compañías emergentes operar durante un periodo de seis a doce meses en un marco controlado y antes de lanzarse al mercado.

Colectiva

La 1ª plataforma que une a deudores hipotecarios para negociar con los bancos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *