Los gigantes minoristas online como Amazon ya están muy avanzados en la digitalización, ya que han sido pioneros en motores algorítmicos de recomendación basados en el análisis automático que pueden predecir con precisión los diversos comportamientos y compras futuras de los usuarios.
Ahora bien, ¿cómo podría traducirse esto a los servicios financieros digitalizados? Evidentemente, al llegar a conocer realmente a sus clientes, estarán en una mejor posición para atenderlos.

Si sabe que su cliente tiene un interés o necesidad particular, puede actuar al respecto con la finalidad de satisfacer dichas necesidades.

Esto es cada vez más factible para las firmas de servicios financieros gracias a la próxima generación de fintechs, que aportan estas mejores prácticas de la industria del consumidor gracias al análisis de comportamiento y la inteligencia artificial.

Colectiva

La 1ª plataforma que une a deudores hipotecarios para negociar con los bancos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *