La existencia de nuevas empresas fintech parece imparable y algunos bancos ven en esta situación como una oportunidad de negocio. Un ejemplo de esto ha sido la llegada de los neobancos.

En España, la presencia de los neobancos se ha disparado durante los últimos años: imaginBank, Ferratum Bank, N26 o Revolut luchan por captar clientes.

A pesar de la fuerte inversión de la banca en el sector fintech, los propios bancos han intentado lanzar sus propias aplicaciones tecnológicas.

La transformación digital de la banca ha traído consigo innovaciones tales como la creación de cajeros contactless, la implantación de aplicaciones para enviar dinero a través de apps de mensajería o la posibilidad de abrir cuentas corrientes a través del móvil por videoconferencia.

CaixaBank, una de las entidades más desarrolladas en el terreno tecnológico de España, se atrevió en 2016 a lanzar imaginBank, el primer banco móvil made in Spain.

Colectiva

La 1ª plataforma que une a deudores hipotecarios para negociar con los bancos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *